sábado, 26 de marzo de 2011

JACINTO BENAVENTE: "LA MALQUERIDA" Y "LOS INTERESES CREADOS"


LA MALQUERIDA (1913)

Personajes:
Raimunda
Esteban
Acacia
Faustino
El tío Eusebio, padre de Faustino
El Rubio, criado de Esteban
 
ACTO PRIMERO:

Empieza con el final de la celebración de compromiso de Acacia y Faustino.  Las mujeres hablan de Norberto, primo de Acacia, antiguo novio, el cual le había sido infiel, provocando el fine de su relación.  También hablan de los celos que tiene Acacia hacia Esteban, su padrastro.  Acacia le muestra a su amiga, Milagros, las joyas que le ha regalado Esteban.  Dice que Raimunda quiere que Acacia llame “Padre” a Esteban.  Esteban sale a acompañar al tío Eusebio y a Faustino, cuando regresa con la noticia que alguien ha asesinado a Faustino por el camino.  En el pueblo se sospecha que ha sido Norberto, por celos.
 
ACTO SEGUNDO:

El pueblo está dividido entre quienes culpan a Norberto y quienes lo creen inocente.  El Rubio empieza a hablar demasiado sobre el asesinato y las reacciones de la familia en el pueblo.  Llega el tío Eusebio y dice que él y sus hijos vienen a vengar a Faustino porque las autoridades no lo han hecho.  Raimunda le pide que sea objetivo y le explica las razones por las cuales no pudo haber sido Norberto.  Eusebio dice que pudo haberle pagado a alguien para hacerlo y se va sin convencerse.  Norberto va a ver a Raimunda y le cuanta que él había dejado a  Acacia por otra mujer porque alguien lo había amenazado.  Norberto le cuenta a Raimunda sobre la copla de La Malquerida que cantan en el pueblo, que alude a su hija y a su marido.  Raimunda le pide explicaciones a Acacia y ésta le cuenta sobre los avances que había hecho Esteban.  Acacia le dice a su madre que no se lo había contado por miedo a que no le hubiese creído.  Raimunda manda a llamar a Esteban y lo culpa por desear a su hija y por el asesinato de Fautino.
 
ACTO TERCERO:

Norberto ha sido herido en la casa de Raimunda, pero no de muerte.  Viene la familia de Eusebio en busca de él, pero Raimunda lo oculta.  Acacia quiere que todo se sepa, pero Juliana busca salvaguardar la honra de la familia.  Acacia dice que odia a su madre por culpa de Esteban, y Juliana le advierte que el odio que ella siente por Esteban puede interpretarse como amor.  Esteban ha tratado de huir, pero el Rubio le ha persuadido regresar a casa.  El Rubio tiene poder sobre Esteban porque Esteban lo había mandado a asesinar a Faustino. En el momento en que hablan, entra Raimunda y culpa al Rubio de asesino y a Esteban por estar subyugado a su propio criado.  Esteban le confiesa s locura por Acacia y Raimunda propone cubrirlo todo y enviar a Acacia lejos del pueblo para poder vivir en paz juntos.  Acacia se enfrenta a ellos después de escuchar la conversación.  Esteban ofrece entregarse a la justicia, pero Raimunda se opone. Acacia revela que ella también esta locamente enamorada de Esteban.  Raimunda se enfurece y llama a voces a las autoridades, impidiendo la salida de Esteban, quien la hiere con su escopeta.  Lo entregan vivo a la justicia y se reconcilian madre e hija.

INFORMACIÓN SOBRE LA PELÍCULA DE "LA MALQUERIDA"

La Malquerida es una película mexicana de 1949, adaptación de la obra homónima del dramaturgo español Jacinto Benavente y fue adaptada para cine película mexicana de 1949. Fue dirigida por Emilio Fernández y protagonizada por Dolores del Río y Pedro Armendáriz.


LOS INTERESES CREADOS (1907)

Razón del Nombre

La razón por la cual esta obra fue nombrada Los intereses Creados fue porque en su contenido Leandro y Crispín a través de sus mentiras y engaños fueron creando sus intereses, puesto que ellos eran dos pícaros que no tenían nada de dinero y habían tramado un plan para hacerse ricos, lo cual consiguen al final del trama.

Personajes Principales
Leandro
Crispín
Silvia
Polichinela
Doña Sirena
Arlequín
El Capitán

Personajes Secundarios

 
Laura
Risela
El Doctor
El Secretario
El Hostelero
Pantalón
Colombina
La señora de Polichinela
Mozo 1
Mozo 2
Alguacil 1
Alguacil 2

 

Ambiente Geográfico

La acción pasa en un pueblo imaginario, creado por Benavente, a principios del Siglo XVII.

Ambiente Social

La obra se desarrolla en un ambiente en el cual una persona vale por su dinero, los ricos en las grandes fiestas mientras que los pobres tienen que luchar por sobrevivir.

Idea Central

Dos picaros llegan a una ciudad donde uno de ellos, Crispín, con sólo su facundia, impone el crédito de Leandro como persona rica, generosa y culta, con la idea de preparar un golpe que consiste en que Leandro enamore a la hija de Polichinela, el hombre más rico de la ciudad, y se case con ella. La realidad se impone y Leandro se enamora de la joven y ésta de él.
Polichinela reconoce a Crispín, se da cuenta de lo que trama, pero no puede escaparse de las redes que éste le ha tendido. Al final le atrapan con la ayuda de todos los acreedores quienes, convencidos por Crispín, ven en la boda de los dos jóvenes la única solución para recuperar su dinero. Hasta la Justicia se verá remunerada por esta solución pragmática, aunque fraudulenta, propuesta por Crispín. La solución, que es inmoral, es aceptada por todos y tolerada por el público ya que Polichinela, cuya conducta anterior ha sido ruin, se hace merecedor de este castigo. Su hija está genuinamente enamorada de Leandro, éste ha demostrado tener buenos principios, y Crispín promete retirarse de la ciudad.

Contexto Cultural

Como cualquier otra obra, Los intereses creados de Jacinto Benavente es producto de su época. Al principio del siglo XX, había muchos cambios en la economía y la cultura del mundo, y muchos de estos cambios se deben al desarrollo científico.

Análisis de Los Intereses Creados

Antes de concluir, es necesario analizar Los intereses creados específicamente. Primero es la estructura única: es un drama de marionetas que sigue muchas de las convenciones de comedia del arte. Crispín es el titiritero que dirige a los otros personajes por medio de sus intereses económicos. En la obra, se representan todas las personas y los conceptos estereotípicos de la sociedad actual. Se representan personas de la clase alta, la clase media, y la clase baja; también se representa el amor, el arte, el intelectualismo, y la vulgaridad. No obstante, a despecho de las diferencias entre estas varias clases sociales y conceptos, es posible para Crispín manipular a todo desde una perspectiva económica. La única excepción es el amor. La relación entre Leandro y Silvia, aunque empezada por motivos económicos, desarrolla y se hace más pura. El hecho de que un monólogo de Silvia, quien representa el amor, termina la obra es importante por dos razones. Primero, siendo una mujer importante dentro del contexto de la obra, Silvia es un símbolo de la mujer más poderosa de la sociedad. Más importante, el monólogo de Silvia es importante porque sugiere la naturaleza única del amor—después del término de la farsa, todavía existe el amor. Se puede interpretar que, para Benavente, o el amor es algo que transciende todo lo material o es simplemente otra fuerza que se puede manipular, aunque no queramos admitirlo. Porque el fin de la obra se puede interpretar en dos maneras, la rechaza del absoluto es destacado en la obra. En fin, Los intereses creados es muy representativo de su época cultural, y el comentario social que Benavente hace en ella es algo que indudablemente influyó a que la Academia Sueca le premiara con el Premio Nóbel.

Argumento

La obra comienza con la entrada al pueblo por parte de Leandro y Crispín los cuales ven a la ciudad como una forma de hacerse ricos pues Crispín, con sólo su facundia, impone el crédito de Leandro como persona rica, generosa y culta, con la idea de preparar un golpe que consiste en que Leandro enamore a la hija de Polichinela, el hombre más rico de la ciudad, y se case con ella.
Llegados a la ciudad y una vez elaborado el plan, Crispín decide ponerlo en marcha, iniciando en la hostelería donde encontraron al Arlequín y al Capitán los cuales discutían con el hostelero por no querer darles posada, Crispín interviene para de esa forma dos grandes aliados en su plan.
Una vez pasado el problema Leandro toma su papel de todo un caballero de la clase alta, alaba al capitán y a Arlequín. Leandro los invita a comer, todo a cuenta del hostelero, el cual invitaba por haber causado la discusión.
Sucedió que aquellos días Doña Sirena y Colombina preparaban una fiesta pero por motivos económicos no la podían llevar a cabo, pues los cantantes, los chef y el resto de las personas que iban a ayudar en la fiesta le pedían una parte del dinero por adelantado, así que, preocupadas por esto recurren a Arlequín para la música, pero se encuentran que Leandro y Crispín ya lo habían solucionado todo como parte de su plan maestro para enamorar a Silvia, hija del Señor Polichinela.
Una vez iniciada la fiesta llegan Laura y Risela, dos amigas de Doña Sirena, para preguntarle sobre el misterioso embajador y de Venecia o Francia o una persona que viene a buscar esposa para el gran turco.
En el transcurso de la fiesta llega el señor polichinela con su hija y su esposa, Polichinela reconoce a Crispín por lo tanto Crispín decide aconsejar a Polichinela para que este impida el casamiento de Silvia con Leandro, él cual se encontraba bien a gusto con Silvia, de la cual se enamoró de verdad y no falsamente como se había planeado originalmente.
Crispín con sus mentiras había puesto en contra de Polichinela a todo el pueblo, puesto que el había dicho que Polichinela había mandado a matar a Leandro y que este se encontraba mal herido, por lo que Silvia escapó para poder ver a Leandro, ella también se había enamorado perdidamente de él.
Polichinela se da cuenta de lo que trama Crispín, pero no puede escaparse de las redes que éste le ha tendido. Al final le atrapan con la ayuda de todos los acreedores quienes, convencidos por Crispín, ven en la boda de los dos jóvenes la única solución para recuperar su dinero. Hasta la Justicia se verá remunerada por esta solución pragmática, aunque fraudulenta, propuesta por Crispín. La solución, que es inmoral, es aceptada por todos y tolerada por el público ya que Polichinela, cuya conducta ha sido ruin, se hace merecedor de este castigo. Su hija está genuinamente enamorada de Leandro, éste ha demostrado tener buenos principios ya que le dijo toda la verdad de lo que había ocurrido y porque había hecho tal cosa, y Crispín promete retirarse de la ciudad. No hay, pues, víctimas, excepto la que, ya hemos visto, es merecedora de un castigo por sus crímenes anteriores. Además, todo quedará justificado por el amor y Crispín, por aquello de que "ladrón que roba a ladrón, tiene cien días de perdón.    


En este enlace pueden encontrar VIDEOS de Jacinto Benavente
http://www.google.es/#q=jacinto+benavente&hl=es&rlz=1R2_____es&tbs=vid:1&prmd=ivnomb&ei=GjYFTaHjOtiI4gbjwdTBCg&start=0&sa=N&fp=1&cad=b

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada